EL PEOR ENEMIGO DEL BIKER

Actualizado: 19 jul 2021


Piensas salir a rodar, te preparas todo el día desde que te levantas, incluso desde el día anterior, tu moto quedó impecable y no le falla nada, vas disfrutando del camino, del paisaje y del aire en la cara y de la nada pisas un bache y se te poncha una llanta ¡oh¡ gran problema.


Todos los que andan, han andado o piensan andar en moto, definitivamente se han topado o se van a topar en algún momento de la vida con baches en el camino, hablando metafóricamente ya que el bache es un gran enemigo pero no todos los enemigos de un biker son baches.


Aquí te contaremos acerca de estos problemas con los que puedes encontrarte en el camino y cómo lidiar con ellos.


Tope: Este gran invento del cavernícola moderno, consiste en un bulto de concreto, plástico (los topes prefabricados), piedras o madera (no se a quien se le ocurrió pero si existen), que por lo general se encuentran en línea recta sobre el asfalto, su función pretende reducir la velocidad de los vehículos al ser un obstáculo para ellos, el problema es que los suelen construir pero olvidan pintarlos, en muchas ocasiones el motociclista promedio suele realizar saltos tipo motocross en estos topes al no ser capaz de reducir la velocidad a tiempo y salir volando. No solo han causado innumerables accidentes sino que también desgastan las suspensiones de las motos y los autos y que incluso pueden llegar a doblar hasta los rines, así que si tu tienes la mala fortuna de toparte con una de estas “maravillas tecnológicas” de control vial y no poder librarlo al menos avísale al de atrás.


Este enemigo del biker es fácil de evitar si manejas con pericia, concentración, buena visibilidad (la mica del casco limpia, visores o lentes) y conducir a velocidad prudente.



Bache: El tan conocido bache, producto del descuido y falta de mantenimiento de una vialidad que provoca un hoyo en el asfalto y al caer en el provoca una llanta ponchada, un rin doblado o cuarteado, una barra doblada, volcaduras, entre otros múltiples accidentes, incluso un bache mal tapado puede resultar peligroso.


Este enemigo es el pan de cada día del biker, se puede evitar si manejas dejando el espacio adecuado con el automóvil de adelante para poder verlo a tiempo y evitarlo al circular, muchas aplicaciones GPS también te pueden servir para indicarte los tramos de la autopista donde hay baches, solo recuerda utilizar manos libres y no ver el celular mientras conduzcas, se prudente con la velocidad a la que sueles rodar, recuerda que entre más rápido vas, más duro es el golpe que recibe la moto o tu en el peor de los casos, también la visibilidad que tengas con la mica de tu casco, lentes o visor, va a influir sobre el control que puedas a llegar a tener al evitar este enemigo del biker.





Clavos, tornillos y piezas de metal puntiagudas: Este importante enemigo del biker puede ser un gran aliado de las llanteras y vulcanizadoras ya que un neumático pinchado puede arruinarte el día y lastimar tu moto, si bien las llantas de tu moto van a influir en la resistencia contra pinchaduras el cuidarte de este escurridizo enemigo dependerá de ti en gran porcentaje.


¿Cómo cuidarte de el?


Aunque parezca imposible evitar pisar un clavo o un tornillo es más fácil de lo que te imaginas, y evitarlo dependerá de que circules tu moto por donde no haya ninguno de estos objetos en el piso, por lo general es mucho más probable pinchar una llanta al circular pegado a la orilla de la banqueta (acera) y sobre todo si pasas cerca de construcciones en obra, refaccionarias, basureros o deshuesaderos, todas estas piezas mecánicas pérdidas terminan en las orillas del camino por eso entre menos pases por ellas menos probable será que te pase este problema, circula siempre por en medio de los carriles y todo estará bien.



Tortugas y fantasmitas: Por si el tope no fuera suficiente el cavernícola moderno ha estado inspirado y en máximo uso de sus capacidades intelectuales ha creado la “tortuga” que es básicamente un micro-tope circular de metal que se asemeja a la forma del caparazón de una tortuga, también tienen la misma función que un tope ordinario que es reducir la velocidad o limitar la entrada de un cruce o incorporación pero representa el doble del peligro para el biker y esto se debe a que suele ser muy resbaloso y difícil de cruzar para la llanta de una moto, sobre todo si ha llovido ya que reduce la fricción entre la llanta y el metal, aumentando la probabilidad de resbalar y pasar un mal rato. Y por otro lado tenemos a el fantasmita, que si bien suele ser un amigo cercano en carretera al delimitar los carriles con sus reflejantes, también puede convertirse en un traicionero enemigo cuando se llega a desprender del piso y los tornillos con los cuales se fijan al asfalto quedan expuestos volviéndose peligrosos para los neumáticos, de igual forma al pisarlos a altas velocidades pueden presentar un riesgo porque desvían la trayectoria de la llanta causando la pérdida de la estabilidad y convertirse en un accidente.


Es por esto que es recomendable evitar estos dos enemigos del biker, si no hay forma de evitarlos y debes pasar sobre tortugas, asegúrate de pasar por el espacio entre ellas, también evitar en todo lo posible pisar la parte superior y mantener tu manubrio firme cuando cruces; En el caso de los fantasmitas, simplemente evita pisarlos si están fuera de su lugar, si vas en carretera a alta velocidad y sobre todo si están mojados, y si no tienes opción procura reducir la velocidad para pasarlos sin problema.



Laminas y rejillas sobre el piso: En ocasiones cuando hay en la calle reparaciones de tuberías subterráneas o edificios en construcción cercanos al asfalto suelen cubrir zanjas abiertas con grandes y pesadas láminas de metal, desafortunadamente para el biker esto puede llegar a ser un problema ya que suelen ser muy resbalosas al pasar sobre ellas ya que los neumáticos pierden la fricción solo con pisarlas y mayor es el peligro si están mojadas, similar a estas también existen rejillas de coladeras (alcantarillas) o ventilación del transporte subterráneo que están hechas de metal, y al igual que las láminas pueden ocasionar un buen porrazo, siempre que pases por ellas hay que hacerlo con extrema precaución ya que nunca sabes si una de estas se va a abrir con el peso de la moto, evita pasar sobre ellas y si no puedes evitarlas, pásalas con total precaución, con una velocidad baja pero constante, evita frenar en seco y todo estará bien.



Manchas de aceite: por si no fuera lógico aquí lo aclaramos, una mancha de aceite puede ser la delgada línea entre seguir en la moto y caer al piso, el aceite lubrica las superficies, reduce la fricción y previene el desgaste generado entre las piezas del motor, es por eso que los motores llevan aceite para tener un correcto funcionamiento además de prolongar su tiempo de vida, desafortunadamente este producto también se convierte en el peor enemigo del biker cuando está regado sobre el asfalto.


¿Cómo evitarlo?


Este es un tanto complicado evitarlo ya que puede formar solo una mancha sobre el piso, sin embargo si manejas evitando este tipo de manchas sospechosas es menos probable que resbales en una, evita también circular cerca de la banqueta o por el acotamiento en carretera ya que es más común que un vehículo descompuesto termine aquí y haya tirado aceite, si este fue el caso entonces seguro habrá dejado un rastro desde donde se descompuso hasta donde terminó parado, evita pasar sobre este rastro y problema resuelto.



Tierra o grava suelta: por si no fuera poco la misma tierra y grava suelta sobre el asfalto puede representar un significativo peligro porque las partículas sueltas siguiendo el principio físico de los rodamientos, puede hacer que el neumático pierda fricción contra el piso y terminar “llantas pa’rriba”.


Para evitar perder la guerra contra este enemigo, lo único que puedes hacer es evitar pasar sobre éste, si entraste a terrenos sin asfalto comienza por rodar despacio para que las partículas se vayan desprendiendo del neumático con la misma fuerza centrífuga, evita circular pegado a las aceras, sobre todo si vas en carretera ya que la tierra seca con el viento suele caer sobre el camino, cuando veas una calle recién pavimentada reduce un poco la velocidad ya que en ocasiones el asfalto de las orillas se suelta y queda expuesto sobre la vía.


Lluvia y charcos de agua: Este es uno de los enemigos más comunes y más frecuentes del biker sobre todo en época de lluvia, cuando este sea el caso, considera estar preparado con un impermeable, también deberás evitar el circular sobre grandes charcos o inundaciones por el “no vaya a ser” que caigas en un hoyo o bache que se encuentre cubierto por agua y no sea visible, independientemente de esto debes saber que no vas a tener el mismo agarre de los neumáticos con el asfalto ya que el agua reduce la fricción entre estos dos y puede ocasionar que derrapes y caídas.


No podemos evitar que llueva y rodando siempre en moto será muy frecuente que te toque mojarte, lo que si podemos controlar es la velocidad en la que rodamos cuando esta lloviendo, también con evitar inclinarse demasiado al tomar las curvas, evitar cruzar por charcos o inundaciones, evitar frenar en seco y darte el espacio suficiente con el vehículo de adelante.



Locales de comida sobre la acera: Te preguntarás qué tiene de peligroso un local de comida, ni que te fuera a saltar un taco a media calle, pues es muy sencillo, al menos en México es muy común que estos locales al cerrar laven su equipo y su sitio con jabones, o limpiadores, estos también desprenden aceites y en muchas ocasiones estos terminan sobre el asfalto, sobre todo en los puestos de jugos, el ácido de los cítricos en combinación con el agua puede ser muy resbaloso, al igual que los locales de tacos o tortas (Mexican culture) que desprenden aceite, y representan exactamente lo mismo que pisar una mancha de aceite de motor.


Los puedes evitar fácil, solo aléjate de las aceras donde haya este tipo de locales, evita pisar los charcos de agua que salen de estos cuando se cierran y cuando llueve ten mucha precaución ya que la lluvia desprende estos aceites sobre el asfalto alrededor del local, conduce lento si no puedes evitar pasar junto a ellos, evita frenos repentinos y tomar curvas cerradas cerca de ellos.



Camiones con remolques, de carga y autobuses: Estos grandes camiones de transportes de cajas industriales, trailers con uno o dos remolques, camiones de gas, agua, autobuses de pasajeros o de mudanzas, etc. Pueden llegar a convertirse en un potencial enemigo del biker ya que por sus dimensiones para los conductores de estos vehículos es complicado poder ver a los que rodamos en moto cerca de ellos, también los camiones materialistas con el aire que se genera al circular sobre la carga que lleven, suelen tirar tierra, cascajo o partículas potencialmente peligrosas, si tu vas detrás de uno de ellos terminaras con tierra en los ojos, respirando gases de combustión o algo mucho peor, imagínate que vas atrás de un camión de basura y respiras profundo.


Para evitar que los camiones se conviertan en un problema procura salir de los puntos ciegos de estos vehículos, indica con el claxon que estas pasando junto a ellos, utilizando las luces tanto direccionales como luces altas y bajas de día y principalmente de noche para que el conductor sea consciente que estás ahí, y da el espacio suficiente entre el camión y tú para frenar con tiempo en caso de requerirse o para moverte en caso de que se cierre en tu carril, de ser posible rebasa el vehículo y evita circular a lado de ellos por mucho tiempo.



Bolsa, caja u obstáculo: Una simple bolsa, caja de cartón u obstáculo en el camino es un gran enemigo del biker, no solo porque obstruyen la circulación si no porque pueden causar un grave accidente, desde hacer que la motocicleta se resbale, hasta que genere un problema mayor al quedarse atorada a la cadena o taparte la visibilidad por eso evita acercarte a estos obstáculos.



Taxis y autos de transporte público: Sencillo, los autos de transporte público suelen hacer paradas continuas y sin previo aviso (Los que no saben conducir), también los pasajeros tienden a abrir las puertas sin fijarse en la circulación del tránsito entre automóviles (por donde cabemos las motos), independientemente de que un biker no debe conducir por la derecha a causa de los puntos ciegos de los autos y por puro sentido común, procura siempre tener precaución al circular cuando el tránsito se encuentra detenido o en semáforo rojo, como siempre guarda el espacio suficiente cuando circules atrás de cualquier vehículo para poder frenar con tiempo en caso de necesitarlo.



Pintura: Y no solo pintura fresca que puede dañar tu moto si se salpica, en esta ocasión nos referimos a la pintura que necesariamente se encuentra sobre el asfalto como señalización de carriles, flechas, señales de alto, cruces peatonales, carriles para incorporarse etc.


¿Cómo es que la pintura se convierte en un enemigo del biker?


Pues esto se resume en la superficie lisa que tienen las señales pintadas sobre el asfalto sobre todo si se encuentran recién pintadas y abarcan dimensiones amplias, ya que pueden hacer que los neumáticos pierdan fricción al momento de pasar encima de ellas y puede ocasionar un accidente, sin mencionar que cuando están mojadas se convierten en un doble peligro así que evita pasar sobre estas señalizaciones, evita frenar bruscamente si debes frenar sobre una de estas y guarda suficiente espacio entre tu y los vehículos para que puedas verlas con anticipo.



Velocistas o corredores: Este enemigo puede ser tanto un motociclista como un automovilista, imagina que vas rodando tranquilo y uno de estos enemigos va con mucha velocidad, si corres con suerte solo pasarán a lado de ti causándole un gran susto, en el peor de los casos estos cavernícolas modernos provocan muchos accidentes.


para evitarlos deberás estar al pendiente de tus retrovisores, si ves a uno de estos acercándose velozmente a ti lo mejor es prender la direccional y hacerse a un lado para evitar cualquier accidente y no te sientas presionado en acelerar, en muchos países el reglamento de tránsito prohíbe rebasar vehículos que van delante de ti sobre todo si van respetando el límite de velocidad.



Peatón: El único e inigualable cavernícola moderno o peatón puede convertirse en un grande y peligroso enemigo del biker, porque como todo buen neandertal en pleno derecho sobre sus dominios tiene tendencia a cruzar calles, salir corriendo de donde menos te lo esperes, salir persiguiendo un balón, salir de un vehículo o sacar alguna extremidad, o negociar a media avenida, este quizá puede ser el más peligroso de todos los enemigos del biker porque a pesar de su impertinencia este espécimen se encuentra amparado por todas las leyes de tránsito y justifican a su favor así que evítalos a toda costa.


Si tomas en cuenta todos estos consejos y principalmente el sentido común, seguramente serás un mejor biker y podrás rodar sin ningún problema y tranquilo porque sabrás que hacer y qué no hacer y evitar todos estos tipos de percances, recuerda siempre utilizar el equipo de seguridad adecuado y cargar herramientas básicas que te puedan ayudar a resolver cualquier problema, apoya a otros biker en problemas y no te expongas innecesariamente.


Buenas rodadas.





99 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo