¿CUANTO ES LO MAS LEJOS QUE HAS RODADO?



Experiencia personal y consejos para largas rodadas.

Un enorme saludo biker a toda la comunidad de motociclistas del mundo, sobre todo aquellos que salen a recorrer grandes distancias incluso continentes enteros.

Sin duda las motos nos dan esa libertad y ese instinto de aventura que enriquece el alma como buenos bikers que somos y que mejor que salir a rodar en pareja o con amigos, pues se vuelve una experiencia memorable que con el tiempo se vuelve digna de recordarse cada vez que deseé salir nuevamente a recorrer el asfalto con tu moto y la mejor compañía.


Pará salir a rodar y hacer esos viajes largos siempre debes tomar en cuenta diferentes factores que a muchos bikers nos han tocado experimentar por carne propia, es por eso que contando mi experiencia personal transmitiré estos consejos a las nuevas, viejas y futuras generaciones de bikers.



Como anteriormente mencioné, el salir a rodar en compañía de tu pareja o amigos es una experiencia inolvidable y enriquecedora en tu camino como biker, como una vez hace dos años, a tan solo un día de que se desencadenara la pandemia en México, era justo un sábado 14 de marzo de 2020 cuando de covid-19 comenzaban a saberse ciertos casos en el país incluso unos ya de gravedad en varios estados, habíamos considerado salir a rodar ese fin de semana, irnos a tepoztlan mi novia (compañera biker), uno de mis mejores amigos (también biker) y yo, sin embargo al final mi amigo tuvo un problema y no pudo asistir a la rodada así que por consecuencia mi novia y yo decidimos salir a rodar solos a pesar de habernos despertado un poco tarde pero con el instinto biker en su máximo calor por querer salir a rodar y sobre todo sin saber que sería la última vez que saldríamos a la calle sin cubre bocas, al menos durante los proximos 2 años, decidimos ir a almorzar a 3 marías, sin embargo por las noticias de una posible pandemia ella y yo sabíamos en nuestro interior que sería la mejor oportunidad para poder hacer una rodada digna de recordarse, así que justo después de haber comido unas deliciosas quesadillas en el itakate (restaurante sobre la libre en 3 marías) fue momento de voltearnos a ver y tomar una no tan difícil decisión de seguir nuestra rodada en vez de Tepoztlán como era planeado, iríamos hacia Acapulco, asi que después de un delicioso pulque, una cerveza y discutiendo el tema de la manera más cómica posible con la mesera fue que ambos decidimos rodar hasta Acapulco.

Teníamos realmente muy poco dinero entre los dos, por esta razon nos fuimos por la carretera libre, ella en su hermosa FZ (160 CC) y yo en mi poderosa Ft (150 CC) así es, así como lo oyen dos motos de ciudad y cilindrada baja fueron desde la ciudad de México hasta el bello puerto de Acapulco Guerrero y estoy seguro de que motos de esta misma cilindrada pueden llegar mucho más lejos, con los cuidados necesarios y el mantenimiento siempre en tiempo.



Salimos de 3 marías en punto de las 12 por la carretera libre a Acapulco, si nadie sabe lo que se siente salir a carretera en una moto de cilindrada baja pues básicamente es la sensación más intrépida y de incertidumbre que podría existir, tienes siempre en mente cuál es tu destino y solo sigues adelante sin saber si llegarás algún día, eres consciente de que tienes una moto pequeña y que en cualquier momento se puede sobre calentar y tal vez tengas que pedir asistencia pero aun así absolutamente nada te detiene, confías en el destino y sigues rodando.


Si no sabes cuanto tiempo haces de 3 marías a Acapulco por la libre en dos motos pequeñas, tranquilo, la respuesta es 9 horas, parece mucho y en el momento de estalo viviendo se siente mucho más pero sin duda es una de las experiencias más placenteras que he tenido en una moto, si alguna vez realizas un viaje así mi recomendación es que además de tu equipo de protección normal (casco, guantes y botas al menos) te lleves bloqueador solar o al menos una chamarra o una playera de manga larga, a pesar de que sufras de tanto calor, ya que yo en su momento no lo hice y terminé con 2 tonos de piel completamente diferentes, al principio por el aire que te da en el trayecto no se siente demasiado que te estás quemando, yo me di cuenta cuando realizamos la segunda parada para dejar que las motos descansarán 10 minutos, ya que lo recomendable es 15 minutos de descanso por cada hora de uso continuo en cilindradas pequeñas y sobre todo en motos sin sistema de enfriamiento y por supuesto para hacer una parada al baño, cuando el “viene-viene” me dijo – ots werito decídete ¿De qué color eres?, fue cuando me miré los brazos y vi que el sol había hecho de las suyas.



Toma también en cuenta que por más cómoda que sea tu moto de repente tendrás la necesidad de estirar las piernas, de pararte o de sentarte en un lugar diferente que el asiento de tu moto, aunque seguramente si estas acostumbrado a estar horas en el tránsito de la ciudad seguramente estarás más adaptado, otra cosa que tendrás que tomar en cuenta es la gasolina que vas a necesitar para llegar, ya que mi moto no tenía medidor de tanque yo solía calcular los kilómetros recorridos que me daba la moto por litro midiéndolos con el velocímetro, sin embargo si te vas por la libre hay una mayor separación entre gasolineras que en comparación con la de cuota que prácticamente en cada caseta hay una estación de gasolina, entonces el viaje puede tornarse un tanto estresante en el momento en que entras a la reserva y por más que avanzas no hay gasolineras a la vista, aun así en una moto tan pequeña te puede sorprender lo que hace la reserva, si este es tu caso, lo recomendable seria llevar un pequeño tanque o bidón con al menos un litro de gasolina, te puede salvar de un apuro, finalmente llegamos a la gasolinera y salí de ahí con el tanque lleno, mi novia a penas cargo un poco pues su moto tenía un tanque más grande y una mejor relación de consumo de gasolina que la mía.



Al consultar el mapa vimos que podíamos desviarnos a la carretera de cuota así que decidimos tomar las próximas dos casetas por dos razones, la primera para cortar un poco el camino y la segunda para evitar las zonas de retenes civiles ya que me parecen en ocasiones inseguros sobre todo como estaba la situación del estado de guerrero en ese momento así que seguimos y pasamos por los famosos puentes colgantes que son característicos de esa carretera, parece fácil solamente el hecho de cruzar el puente pero en moto y sobre todo en una moto pequeña, es necesario reducir considerablemente la velocidad puesto que al entrar al puente sientes nada más y nada menos que el empuje del aire en tu contra o hacia los lados haciéndote perder mucha de la estabilidad de manejo incluso en tramos con camiones pasando a un costado o a contrasentido te das cuenta de la fuerza del aire VS la estabilidad de una moto pequeña, sin embargo, tu habilidad como piloto biker y tus reflejos son lo que van a determinar que la rodada siga fluyendo perfecta y se siga disfrutando, tomando las precauciones necesarias en cada caso.


gif

Conforme fuimos avanzando en la carretera había momentos en los que yo iba adelante, otros en los que mi novia se adelantaba incluso que se alejaba tanto que la perdía de vista y es que ella teniendo una moto más rápida y siendo ella más compacta y ligera que yo obviamente agarraba más velocidad, sin embargo siempre fuimos lo más juntos posible durante todo el camino, a medida que avanzábamos comenzaba a hacerse más tarde y como no llevábamos demasiado dinero para las demás casetas (o más bien preferiamos gastarlo en otra cosa en el viaje) decidimos regresar a la libre, poco a poco anochecía y hacia cada vez más calor, conforme seguíamos el camino íbamos más cansados y nos empezaba a dar hambre así que omitimos los últimos dos descansos de cada hora y seguimos adelante, solo nos detuvimos al baño cada quien en una ocasión hasta que finalmente llegamos al puerto de Acapulco, como no teníamos reservación para un hotel nos pusimos a buscar sobre la costera hoteles que no sobrepasarán nuestro corto presupuesto sin embargo dio la casualidad de que la mayoría de los hoteles conocidos por mí no tenían cupo por un evento que hubo en Acapulco ese mismo fin de semana.



La mejor opción fue buscar un airbnb que nos pareció bastante accesible y que cumplía con nuestras expectativas, para pasar la noche, es por esto que siempre que salgas a rodar procures tener siempre el móvil muy bien cargado, llevar tu cargador y datos para navegar en todo momento, llegamos al airbnb después de haber cenado unos hotdogs de carrito en una esquina y llegamos a ponernos cómodos, refrescarnos y por supuesto a platicar del camino y finalmente a descansar.


A la mañana siguiente nos despertamos, fuimos a buscar algo de comida en el súper más cercano y nos encontramos un delicioso pollo rostizado de esos de cajita de plastico, que son buenos bonitos y baratos, unas tortillas y listo de regreso al airbnb para estar un rato en la alberca en lo que hacíamos el check out, tomamos muchas fotos de las motos, de nosotros de nuestros cascos y de la playa como todo buen biker debería hacer orgulloso de haber rodado y llegado a su destino, finalmente salimos del airbnb y nos regresamos a la costera a buscar otro lugar para pasar la siguiente noche y a un precio igual bastante razonable nos hospedamos en un hotel de tres estrellas a unos pasos de la playa, con alberca y otras comodidades que realmente no son tan necesarias cuando estas en la playa feliz de la vida con tu moto y la mejor compañía, así que sin más pasamos todo el día en la playa, compramos provisiones de comida y cena para hacer nosotros mismos en el hotel y nos dedicamos a disfrutar el resto del viaje.



El siguiente día decidimos regresarnos, la verdad salimos algo tarde y sabíamos que llegaríamos de noche a la ciudad, pero no nos importó hasta que ocurrió el único problema de todo el viaje y para variar y no faltaba menos tenía que ser mi moto; Justo veníamos por la libre de regreso, todo estaba bien, incluso pasamos a un local de quesadillas en medio de la nada que tenía bastante gente y ¿cómo no?, si las quesadillas estaban muy buenas, veníamos acalorados pues el sol estaba a todo lo que daba, mi novia empezaba a tener dolor de cabeza por el sol así que después de comer pedimos que nos vendieran un garrafón de 10 litros lleno de agua, pues es muy sorprendente que entre mi novia y yo el garrafón se terminará casi antes de salir de tanta sed que teníamos, saliendo del lugar de las quesadillas, comencé a sentir un ligero jaloneo en la moto sobre todo cuando empezaba el tacómetro a llegar a altas revoluciones pero era casi imperceptible o al menos así era hasta llegar a iguala, ya que corrimos con la suerte de que la moto comenzará a apagarse sola justo cuando entramos a la parte de la ciudad, descansamos un momento mientras yo revisaba si había algún problema de contacto de cableado, batería, bujía o de gasolina y visiblemente no encontré nada, en ese momento la herramienta que llevaba era suficiente para ajustar la cadena, inflar una llanta pero no para desarmar mi carburador, por lo que tuvimos que buscar en Internet el taller de motos más cercano de ahí así que después de una hora de estarme quemando el cerebro con una posible solución (mientras mi novia estaba dormida sobre su moto), la llevamos al taller y fue justo ahí que aprendí dos lecciones importantes: la primera es que debes de cargar la herramienta necesaria para salir de cualquier apuro y la segunda que en los talleres te cobran un ojo de la cara por algo que bien podrías hacer tú mismo sabiendo hacerlo y teniendo las herramientas necesarias.



Pará quién se pregunte qué fue lo que le pasó a mi moto es algo muy sencillo que claro que pude haber hecho yo mismo y gratis, sucedió que la esprea de alta con la vibración de la moto en el trayecto, se desatornillo hasta soltarse dentro del carburador, pero tranquilo esto no es algo que pase muy frecuente, fue cuestión de un mal servicio de limpieza de carburador previo al viaje, de cualquier forma, es un problema que se soluciona en unos minutos y así fue, por lo tanto proseguimos con nuestro camino de regreso.


Aquí haré otra recomendación para viajes largos y es que antes de salir a rodar, revisen que su servicio haya sido bueno o de preferencia hazlo tú mismo si tienes los conocimientos y posibilidad ya que desafortunadamente en muchos talleres de la ciudad no le prestan la atención adecuada, incluso en talleres oficiales de la marca de cualquier moto, es por eso que es importante tener conocimiento de mecánica de tu moto para reconocer todos estos problemas que pueden llegar a suceder, claro que conforme te pasen es que en muchas ocasiones iras aprendiendo, todo es parte de este mundo biker.



También si sales a carretera de noche toma en cuenta el estado de tus luces, que alumbren bien, que estén bien dirigidas y que funcionen adecuadamente ya que además de ser molesta una luz intermitente tanto para ti o los demás vehículos, el que tus luces funcionen de manera óptima hará que puedas ver a tiempo obstáculos en el camino o baches que pueden ser perjudiciales para tu moto y por su puesto para ti, sobre todo en carreteras tan obscuras como la libre, pasando taxco que se convierte todo en una boca de lobo, con visibilidad prácticamente nula, eso sí los paisajes tanto de noche como de día provocan una gran impresión y son en extremo hermosos y no hay nada como viajar en moto para formar parte de esa magnificencia y disfrutar ese ambiente al máximo.


La siguiente parte del recorrido fue más tranquila y constante, hicimos muy pocas paradas (solo las necesarias) para no perder tiempo puesto que a nuestro regreso empezaba a llover sobre todo antes y después de Cuernavaca, nos tocó una lluvia ligera pero constante, nada de qué preocuparse, aun así la lluvia en moto de la manera que sea suele ser motivo de extremar precaución y quieras o no terminaras mojado, así que un buen impermeable siempre te va a ayudar, nosotros en el viaje no llevábamos así que cuando llegamos a la parte de 3 marías, hicimos una parada y mientras pasaba caminando un teporocho junto las motos, nosotros seguíamos mojados y teníamos tanto frío que nos pusimos encima toda la ropa que teníamos en la mochila para poder seguir nuestro camino y no morir en el intento, es aquí donde vuelvo a repetir, lleva siempre chamarra.



Llegamos a la ciudad aproximadamente a las 2 de la mañana cansados y felices a pesar de los inconvenientes y por supuesto deseosos de vivir nuestra siguiente rodada y con una mayor experiencia como bikers que si algo es seguro es que vamos a recordar estos momentos juntos toda la vida.


gif

Que consejos te puedo dar si estas pensando hacer un viaje de este estilo con una moto de cilindrada pequeña?


Principalmente que antes de salir a carretera le hayas hecho al menos una semana antes un buen servicio a tu moto, que cargues lo necesario, además de tu equipo de protección, un buen impermeable, batería en tu dispositivo móvil, herramientas necesarias para resolver cualquier problema, que organices un presupuesto de viaje y un pequeño fondo de emergencia para imprevistos, que tengas conocimientos adecuados de mecánica para resolver cualquier problema que pueda tener la moto y sobre todo que planifiques una ruta, que, si bien las aventuras y la incertidumbre pueden ser emocionantes, no hay como tener siempre un plan por seguro y por supuesto lo más importante la compañía y la pasión por el estilo de vida biker.


Buenas rodadas a donde quiera que vayan.



2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo